El Parque Internacional La Amistad, Bosques nubosos, el hermoso quetzal y muchas aves exóticas. Está ubicado entre bocas del toro, Chiriqui y Costa Rica. Este parque Internacional se ubica en la Cordillera de Talamanca en la región Sur de Costa Rica superando la frontera con el vecino país de Panamá. La forma más rápida de acceder al parque es en automóvil, lo que llevará una hora desde la capital San José para llegar al pueblo Cerro Punta. Desde allí hará falta recorrer los 5 kilómetros a los que dista la sede administrativa del parque en el poblado de Las Nubes.

El parque internacional La Amistad se creó en 1982 por un decreto del poder ejecutivo de turno y posee una extensión de 199.147 hectáreas que se reparten en 166980 hectáreas terrestres y 32167 sobre el pacifico.    

La denominación de “Internacional” se debe a que el Parque La Amistad esta compartido por dos países, Costa Rica y Panamá. Este parque fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 1982 en 1983 como Patrimonio Mundial debido al gran valor tanto desde el punto de vista científico como de la belleza natural y conservación de la flora y fauna. El parque Internacional La Amistad posee una gran biodiversidad y paisajes de distintos tipos, que van desde bosques nubosos y húmedos hasta picos rocoso con frías ciénagas. Ofrece un número extraordinario de hábitats producto justamente de estas características de diferentes alturas, climas y topografía.

Desde el punto de vista cultural, la región de Talamanca, donde hoy se encuentra gran parte del Parque Internacional La Amistad, fue una zona de refugio para los indígenas talamanqueños y de otros sitios que lograron huir de la represión de los colonizadores españoles. El aislamiento de la región y el rechazo a la presencia de los europeos hicieron que sus habitantes conservaran casi intacto su modo de vida tradicional durante la colonia y que aún mantengan muchas de sus costumbres.

Los numerosos atractivos naturales del PILA, combinados con las facilidades y servicios que ofrecen las comunidades vecinas, constituyen una excelente oportunidad para que los turistas descansen, se diviertan y al mismo tiempo conozcan las costumbres y vivencias de las comunidades rurales del país. En particular las comunidades del PILA, son ejemplo de organización y de compromiso con el área protegida y el desarrollo sostenible.

Your Name / Tu Nombre (required)

Your Email / Tu Correo (required)

Subject / Sujeto

Your Message / Su Mensaje

Leave a Reply