Farallón, Playas cristalinas, dentro del área costera del Pacífico entre la parte final de la provincia de Panamá y la parte sudoeste de la costa de Coclé. Se localiza al Sureste de la Ciudad de Panamá, cubriendo un área de 148,83 km2 y una línea de costa de 80,5 km, esta playa del Pacífico la cual, se extiende a inmediaciones de pueblo Farallón. Es ideal para un buen descanso, un refrescante baño en el mar y una dosis de los rayos del sol. Es una playa larga y ancha entre un arrecife rocoso y el Río Farallón. Su arena es blanca. Aunque nada es perfecto y en algunas partes se puede encontrar arena negra de ferrita. El agua es tranquila y bastante transparente dependiendo del día.

Considerado como uno de los destinos más atractivos del Pacífico panameño y a dos horas de la Ciudad de Panamá se encuentra el sector de Farallón, situado en el corregimiento de Río Hato, distrito de Antón, y casi en el corazón del Istmo en la provincia de Coclé. Farallón se perfila como un destino obligado del visitante nacional y extranjero amante del sol y playa. Una vez en Playa Farallón, usted podrá disfrutar de esta maravillosa playa de incomparable belleza natural, dotada de una notable infraestructura turística y apta para practicar diversas actividades náuticas. Se podrá percatar que el lugar posee grandes y lujosas comodidades para el alojamiento.

Por el tiempo, no se preocupe, pues un solo día es más que suficiente, para recorrer y disfrutar de los atractivos turísticos que presenta esta espectacular playa. Desde la orilla podrá apreciar una curiosidad de la naturaleza, la Piedra Farallón, un símbolo volcánico de la zona situado dentro del mar. Si prefiere verla más de cerca existen lanchas rápidas que le hacen el recorrido en 15 minutos.

 

Si desea experimentar algo más de adrenalina, también se hacen recorridos a lugares muy cercanos en medio de aguas poco profundas como: Playa Blanca, Buena Ventura, Santa Mónica, Juan Hombrón, Boca Nueva y Los Azules, en tan solo dos horas.
Uno de los espectáculos más llamativos de esta región es ver cómo se unen dos aguas, una dulce y la otra salada. Se trata de la desembocadura del Río Farallón que desemboca en el mar. Este escenario divide las dos cadenas de hoteles que existen en Farallón: Playa Blanca y Decamerón.

Usted puede recorrer ese paraje caminando o a caballo, incluso cuando la marea baja, puede cruzar la desembocadura a pie, pero para ello necesita la ayuda de un guía.

 

 

 

 

Your Name / Tu Nombre (required)

Your Email / Tu Correo (required)

Subject / Sujeto

Your Message / Su Mensaje

Leave a Reply